El DDC o “Decentralized Data Center” era un centro de datos que consistía en una red descentralizada que al principio era bastante parecida a los programas P2P, aunque evolucionó batante con el paso del tiempo. Los datos estaban repartidos (y fuertemente cifrados) entre los ordenadores de los ciudadanos de Novurbo y, sobre todo, los de la administración y empresas de la comuna, que obtenían ventajas fiscales por prestar sus ordenadores cuando no los usaban. Se utilizaba la potencia “sobrante” de los equipos en reposo para procesar los datos.