Data Center Descentralizado de Novurbo

[…] por tanto, viendo el increíble avance que había tenido el Gran Proxy, aceptado por la mayoría de gobiernos del mundo, se hacía imprescindible tener un Data Center propio que garantizase a todos los ciudadanos el acceso a todos esos datos que podrían quedar fuera del Gran Proxy. No tenía sentido que tu conexión estuviese fuera del Gran Proxy si los datos a los que querías acceder estaban dentro de él pero bloqueados, lo que irremediablemente llevaba siempre a su eliminación.

[…]

El problema era que sin el dinero y las inversiones para poder crear la infraestructura necesaria, tener un Data Center propio era muy complicado. También había que contar con que las condiciones de Senegal no eran las más indicadas para alojar este tipo de proyectos. Demasiado calor. El gasto de refrigeración sería altísimo… en fin, era un disparate […] por tanto la única idea viable que nos quedaba, que al además prosperó en la votación del año 2021, era la de crear de una red descentralizada, nada comparable a un Data Center “de verdad” por supuesto, que al principio era bastante parecida a los programas P2P que se usaban antes de Gran Proxy. Los datos estaban repartidos (y fuertemente cifrados) entre los ordenadores de los ciudadanos de Novurbo y, sobre todo, los de la administración y empresas, que obtenían ventajas fiscales por prestar sus ordenadores cuando no los usaban. Se utilizaba la potencia “sobrante” de los equipos para procesar estos datos.

[…]

Primero empezamos con todos los sistemas de la Administración y trabajamos con los equipos de varias compañías para preparar sus ordenadores. Un total del 50% de las grandes y pequeñas empresas de Novurbo participó en el primer experimento. […] Al principio fueron los propios ciudadanos los que tenían que instalar un programa en su ordenador y dejándolo siempre encendido (con las molestias, y sobre todo el gasto, en parte subvencionado, que eso suponía), pero la propuesta en las primeras fases de prueba tuvo una muy buena acogida. Los habitantes de Novurbo siempre estuvieron muy concienciados con la Libertad de Internet y aquí quedó patente, con una participación en el proyecto del 67% de la población con un ordenador disponible. […] Esa predisposición a ayudar de los ciudadanos fue lo que finalmente dio viabilidad al proyecto. En las horas laborales, cuando los ordenadores de la Administración y empresas estaban ocupados, no hubiésemos tenido la suficiente potencia de procesamiento, pero los miles de ordenadores que se mantenían encendidos en las casas hicieron un gran trabajo.

[…]

El experimento inicial fue un gran éxito. Habíamos trasladado a nuestro DDC, “Decentralized Data Center”, todos los datos no críticos y respondía mejor de lo esperábamos. La participación de ciudadanos y ,sobre todo, empresas siguió creciendo […] Ya con el proyecto consolidado se añadieron a la red servidores dedicados en exclusiva,en el año 2026, que se situaron en los sótanos de la Universidad. […] Y finalmente toda la red de Novurbo acabó en el DDC (incluido el sistema de votaciones, bases de datos, repositorios públicos y privados, los planos de productos para Re-Prints, el canal público de vídeo, el sistema de mensajes…) ¡y no utilizábamos ni la mitad de la potencia!

[…]

Se acordó una política de precios muy agresiva cuando empezamos a venderlo en el 2027 a las empresas de dentro y fuera de Novurbo (al fin y al cabo, una vez puesto en marcha el proyecto no requería mucho dinero de mantenimiento). […] Nos vimos desbordados. […] Es cierto que ofrecíamos lo mismo que otras empresas del sector por un tercio menos de dinero, pero nunca esperamos que las grandes empresas de EE.UU. o Europa se fiasen de algo en principio tan “controlado” por Novurbo…

[…]

Dedicamos gran parte de los ingresos a “blindar” la conexión en la ciudad para evitar cualquier posible fallo. […] En la votación del año 2030, los ciudadanos decidieron integrar los ordenadores en las propias casas (que por otro lado eran todas públicas y en régimen de alquiler). […] Todos los apartamentos y casas de Novurbo cuentan con un ordenador de gran potencia integrado que forma parte de el DDC. Hay entradas de cables en la paredes para enchufar monitores, ratones, impresoras y otros periféricos, aunque hoy en día todo se puede conectar a la wifi pública de Novurbo desde donde tienes acceso personal a tu ordenador de casa. Por supuesto, el incremento de ciudadanos en Novurbo ha hecho también incrementar el DDC […] se ha estimado que actualmente el 40% de la información que hay en internet (y el 80% de la información accesible desde fuera del Gran Proxy) proviene del DDC de Novurbo…

Deja un comentario


*